martes, abril 23, 2024
LEB Oro

Dídac Cuevas: “Estoy muy feliz aquí, me siento un burgalés más”

El Grupo Ureta Tizona Burgos afronta un nuevo desplazamiento, esta vez a las Islas Baleares, para enfrentarse al Hestia Menorca. El encuentro tendrá lugar el domingo, 17 de diciembre, a las 12:00h, en el Pavelló Menorca de Mahón.

Los burgaleses llegan a esta cita tras haber vencido de manera contundente al Baloncesto Fuenlabrada en el anterior partido disputado en El Plantío. Ya en el segundo cuarto, los de Diego Ocampo pusieron una ventaja de 15 puntos en el marcador. Lejos de dejarse llevar, en la segunda mitad siguieron metidos en el partido para firmar una espectacular segunda parte y firmar 119 puntos. Esa marca, además, es la mejor anotación histórica de la LEB Oro sin prórrogas, igualando al Leyma Coruña esta misma temporada y a Menorca en el año 2001.

“Siempre es bueno ganar, y más en casa, y más aún con la diferencia que hicimos el otro día, pero eso es pasado ya,” comenta el base del Tizona Dídac Cuevas sobre el último encuentro. “Ahora toca pensar en este domingo, que jugamos en un campo difícil, con un equipo que está compitiendo bien, pero al que las victorias no le acaban de llegar.”

Dídac Cuevas, uno de los capitanes del Tizona, encara su tercera temporada en el conjunto burgalés. Tras haber llegado en la 21/22 y ascender de Plata en la pasada, ahora está debutando en la LEB Oro en Burgos. Sobre su tiempo en la ciudad, Dídac declara:

“El club ha crecido muchísimo desde que yo llegué. Se ha conseguido un ascenso, una Copa LEB Plata, se está creciendo en muchos ámbitos. Yo estoy muy feliz, me siento un burgalés más. A nivel deportivo estamos en la parte alta de la tabla, que nadie lo esperaba, y ahora toca disfrutar de estos momentos que parece que se dan por hecho cuando los tienes.”

Para el Grupo Ureta Tizona, y algunos de sus jugadores que estuvieron la pasada temporada en la disciplina burgalesa, el encuentro ante el Hestia Menorca tiene un significado especial. El pasado 28 de enero, el Tizona se proclamó campeón de la Copa LEB Plata allí mismo, en el Pavelló Menorca de Mahón. Éste será su primer encuentro en el feudo balear tras haber ganado la Copa.

“Es muy bonito volver a Menorca,” recuerda Cuevas. “Fue una final dura, al final vas con nervios, disputamos el título fuera de casa, en un pabellón que estaba a reventar. Fue un gran momento. Es muy bonito volver allí, y a ver si podemos sacar una nueva victoria.”

Finalmente, el base catalán del Tizona desgrana al siguiente rival: “Creo que es un equipo que tiene muchas ganas, que son muy competitivos todos los minutos. Es cierto que tienen dos o tres jugadores que marcan la diferencia. Tienen el balón mucho tiempo en sus manos. Pero la realidad es que lo que nos está dando las victorias es centrarnos en nosotros mismos. Si implantamos nuestro ritmo y nuestras ideas, la balanza puede caer de nuestro lado.”