sábado, julio 13, 2024

Capítulo IV (1999-2002)

Cuatro años después de aquel efímero paso por la liga EBA con Maristas Ford, el Autocid Ford volvía a la categoría.

En su primera temporada en la nueva andadura en liga EBA (99/00) el Club iba a apostar claramente por jugadores de Burgos conservando a nada menos que siete de la temporada anterior, en la que se había conseguido el
ascenso: Albano Martínez, Álvaro Peña, Jorge Cerezo, Sergio Bartolomé, Fernando Andrés, Carlos Vázquez y Nacho Delgado. A ellos se sumaron 4 fichajes: el base Fernando Conde procedente del Pinturas Lepanto
(Monzón), el alero Héctor Macía procedente del Grupo Covadonga, Pablo del Cura procedente del junior del Forum Valladolid y el pívot Manuel Jímenez procedente del equipo gallego del Ulla Oil Rosalía De Castro. Todos ellos bajo la batuta de Evaristo Pérez Torices.

A los jugadores burgaleses ya los conocíamos bien, pero faltaba por ver cómo iban a responder los “nuevos”. Tanto Conde como Macía y Manu Jiménez rápidamente se metieron a la afición “en el bolsillo”.

Fernando Conde era un base vistoso , con desparpajo y buen manejo de balón que promedió 11 ptos por partido.

Héctor Macía levantaba los aplausos de la grada por su capacidad para anotar de larga distancia (casi 42% en lanzamientos de 3 ptos) y un promedio de 15 ptos y 4 rebotes por partido en su primera temporada.

El pívot Manu Jiménez fue todo un descubrimiento. Con tan solo 1,97 mts de estatura era capaz de dominar la pintura ante pívots mucho más altos y con más peso que él. Recuerdo que la primera vez que lo vimos fuera de la
cancha a todos nos entraron dudas y más de uno preguntamos a Evaristo si no nos habríamos equivocado. Las dudas se disiparon al verlo en acción:
peleaba cada balón, reboteaba bien, honesto en la cancha y con muy buen carácter fuera de ella . En su primera temporada: 11,8 ptos y 7,6 rebotes de media.

El vallisoletano Pablo del Cura con tan solo 18 años tuvo muchos más problemas para adaptarse a la categoría y probablemente también a lo que el entrenador quería de él. Jugó casi todos los partidos pero con una media de 4 mins en pista su aportación fue testimonial.

A mediados de Septiembre el equipo se presentó en pretemporada ante su afición con derrota (53-64) ante otro equipo de la categoría: Lobos Caja Cantabria de Torrelavega. Como curiosidad decir que en el equipo cántabro militaban 2 jugadores que varios años después iban a tener una
enorme importancia en la evolución de nuestro Club, aunque en facetas bien diferentes: Eduardo Pascual y Alberto Miguel.

La temporada se inició una semana después de ese amistoso. Nuestra visita a Gijón para jugar frente al Covadonga no prometía demasiado pero de manera un tanto sorprendente para muchos la victoria se vino para Burgos: 63-72. Desgraciadamente en nuestro estreno en casa una semana más tarde, derrota frente al equipo cántabro de Anchoas El Capricho (61-68).

La primera anécdota de la temporada ocurrió allá por el mes de Octubre en el partido jugado ante el Inelga de Villagarcia. El partido hubo de suspenderse a falta de 5 mins y 34 seg para el final ( 51-65 ). ¿Motivo? Goteras en el Plantío.

A partir de esa jornada el equipo entró en una racha positiva logrando triunfos sonados como en la cancha del líder Celta Foz (65-79) o frente a uno de los históricos como Patronato de Bilbao (85-52). Sin embargo, el final de año allá por el mes de Diciembre no tuvo la misma tónica y se
cosecharon dos derrotas frente a Porriño y CB Zamora. Reseñar que el 10/12/99 se jugaron los 5 mins 34” que restaban del suspendido en Octubre por las goteras. ¿Os preguntaréis si nuestro equipo fue capaz de remontar
los 14 ptos de desventaja en esos casi 6 mins restantes? Me guardaré el marcador final por el amor a unos colores, pero como se pueden imaginar la respuesta es NO.

La segunda parte de la liga tuvo un poco de todo. Victoria de prestigio en casa frente a Elmar León (73-72) con un triple a falta de 4” después de remontar 17 ptos de desventaja… vamos… de esos partidos que como diría el anuncio “de hombres que dejan huella” y que como digo yo… “de los
que hacen afición
”. Mala despedida de temporada en casa ante Porriño (60-70) y buen final de temporada fuera con victoria en Zamora (71-73).

Balance final: puesto 8 entre 14 equipos con 15 victorias y 11 derrotas. Y la sensación de que con unos retoques poco a poco íbamos asentando las bases de un buen proyecto de club. También por ese motivo del 17 al 28 de Julio (año 2000) el Club ya organizó su I Campus de Baloncesto para Jóvenes (nacidos 83-84-85-86) bajo la coordinación de Evaristo Pérez
Torices, lo que visto desde una perspectiva actual nos hace darnos cuenta del gran trabajo de cantera realizado por el Club y pensar en los cientos- tal vez miles – de niñ@s que han pasado por nuestra escuela de baloncesto y los equipos de categorías inferiores en más de 20 años de trabajo y esfuerzo continuado.

En la segunda temporada consecutiva en liga EBA (2000/01) el proyecto tenía que ser más ambicioso. Se apostó por la continuidad del bloque pero intentando traer algún refuerzo que nos diera un salto de calidad.

Llegaron el base vallisoletano Javi De la Fuente, que conocía la categoría tras haber jugado en el equipo murciano del Balneario de Archena. Buen director de juego aunque no excesivamente anotador , buen complemento a nuestro Nacho Delgado. Se fichó al pívot americano Cedric Peoples, que cumplió con creces promediando 14 ptos y casi 10 rebotes por partido. En la faceta anotadora fueron él , junto con Albano Martínez (12,2 ptos/partido), Manu Jiménez (14,5 ptos /partido) y Héctor Macía (16,5 ptos/partido) los que sostenían al equipo en ataque.

El equipo se completó con dos burgaleses: Raúl Domingo y Josema González. El caso de José Manuel fue un tanto doloroso. Conocía perfectamente la categoría tras jugar en el filial de Unicaja de Málaga y pasar una temporada (97/98) en Ponferrada, donde coincidió con jugadores de la talla de “Cuco” Cruza, Isaac López (jugador de Autocid en el primer
ascenso temp 12/13) o Pedro Rivero. Equipo en el que por cierto también jugaba el burgalés Txomin López, que años después formaría parte de nuestro Club (03/04). Como decíamos, Josema estaba llamado a ser un jugador determinante, pero una importante lesión de rodilla truncó sus esperanzas y las de nuestro equipo.

La temporada podría haber terminado de manera muy exitosa: segundos en liga regular a tan solo una victoria del primero y con casi 2.000 espectadores en algún partido. Se jugó el play off de ascenso en Pamplona. En 1/8 se ganó frente al equipo gallego del Inelga. En 1/4 nuestro equipo derrotó al U.D. Villanueva (Córdoba) pero caímos en
semifinales ante el equipo catalán de la Gramanet (88-92) y con ello se esfumaron nuestras esperanzas de ascenso a LEB2 tras una grandísima temporada que entre otras muchas cosas positivas dejó el hecho de que se iba “enganchando” a la afición: varias decenas de burgaleses acompañaron al equipo a esa fase final en Pamplona.

Y ahí estamos de nuevo…. temporada 01/02 y un tercer año en liga EBA. El rendimiento de varios jugadores el año anterior hizo que otros clubes de la misma categoría e incluso superior se fijaran en ellos: Javi De la Fuente se fue a Zamora, donde coincidió con el que más tarde sería jugador de Autocid y actual entrenador del CB Zamora: Saulo Hernández. Cedric Peoples había realizado una gran temporada y tampoco siguió y tal vez la baja que nos hizo más daño deportivamente hablando fue la de Héctor Macía, que se fue a LEB2 al equipo tarraconense del C.B. Valls Félix Hotel donde coincidiría nada más y nada menos que con Rafa Martínez, que posteriormente se convertiría en el sempiterno base y capitán de Pamesa Valencia. Aún en esa categoría superior Héctor Macía demostró su enorme calidad promediando más de 11 ptos/ partido en liga regular y casi 18 ptos de media en play off. Bastan esos números para darse cuenta de la pérdida que supuso para nuestro equipo la marcha del alero asturiano.

Sea como fuere y por motivos que me resultan difíciles de recordar, el equipo apenas si se reforzó con el burgalés Óscar Ruiz, que venía de jugar varias temporadas seguidas en EBA con Elmar León , donde curiosamente coincidió con jugadores tan conocidos como Javi Salgado o Julio González. Al “fichaje” del burgalés afincado en León se sumó el del alero gallego Antonio Bahamonde. Conocido familiar y cariñosamente como “Harpo” no nos dio ese salto de calidad que se le presumía dada su dilatada experiencia no sólo en EBA sino en categorías superiores puesto que en la temporada 98/99 había jugado en LEB con el equipo coruñés de Sondeos del Norte coincidiendo con nuestro querido Manu Gómez, que defendería posteriormente los colores de nuestro club durante 4 temporadas (2007/2011).

Esa tercera temporada en liga EBA supuso de entrada un pequeño paso atrás en la proyección y progreso que habíamos logrado en las dos anteriores. Justo es reconocer que como hemos dicho anteriormente la plantilla estaba formada por jugadores de casa a excepción de Manu Jiménez, que por tercer año consecutivo vestiría la elástica azulona, y el mencionado “Harpo” Bahamonde.

El equipo no obstante compitió muy bien. Se sustentó en la aportación ofensiva de Albano Martinez (18,4 ptos/partido con un 41% de acierto desde la línea de 3 ptos) y Manu Jiménez (17,3 ptos y 10,5 rebotes por partido) y en una actuación muy coral del resto del equipo: Fernando
Andrés (6,2 ptos /part), Jorge Cerezo ( 8,7 ptos/part), Óscar Ruiz ( 8,7 ptos y 7 rebotes/part), Nacho Delgado (9,5 ptos/part) o Álvaro Peña (6,1 ptos/ part). Al final de la temporada un quinto puesto en un grupo con 18 equipos.

Tres años en liga EBA parecían más que suficientes para un Club con ganas de crecer. Fue un momento crucial: seguir en EBA un año más siendo un equipo puntero o aceptar el reto de competir en una categoría superior si se presentaba la ocasión. El Club recibió una invitación para participar en
LEB2 y no la desaprovechó. Un nuevo reto, renovadas ilusiones, objetivos más ambiciosos y un largo etc de alegrías y también de dificultades que fuimos disfrutando y resolviendo a la vez , pero lo que SI es seguro que todo ello nos ayudó a seguir creciendo y convertirnos con el paso de los años en un Club de referencia a nivel nacional. Lo que ocurrió a partir de esa temporada 02/03 ya será “materia” para el siguiente capítulo de nuestra historia . (Continuará…)