viernes, mayo 24, 2024
LEB Oro

José Manuel Naveira: “Nuestro primer objetivo es volver a conectar con la afición”

El director deportivo azulón recuerda que el club se mantiene fiel a su filosofía de cantera y espera poder contar con la presencia del público en la cancha durante la temporada

El trabajo del Tizona Universidad de Burgos durante los últimos meses ha permitido conformar una plantilla de garantías para afrontar la nueva temporada. Desde el equipo azulón se afronta con ilusión el regreso a LEB Oro de un proyecto con muchos años de historia y que se despidió de esta categoría logrando tres ascensos consecutivos a ACB. En apenas unos años, el equipo ha retornado a ella apostando por jugadores de la casa y trabajando duramente: “Tenemos ese recuerdo agridulce, pero dando pasos pequeños, pero seguros, hemos vuelto a una categoría en la que, en su momento, dominamos. Ahora mismo partimos como un equipo recién ascendido, con mucha humildad y con ganas de demostrar que nuestra filosofía y nuestra forma de hacer las cosas siguen vigentes y nos van a dar resultados. Nuestro primer objetivo es volver a conectar con la gente y, en lo deportivo, tratar de que nuestras condiciones y talento nos pongan lo más arriba posible en la clasificación”.

En el plano deportivo, el club movió ficha pronto y conformó una plantilla equilibrada con mucha antelación. Tomando como piedra angular del proyecto a Jorge Elorduy, se trató de cubrir las necesidades que pudiera tener el equipo en una nueva categoría: “Teníamos muy claro que íbamos a contar con Jorge, porque nos encantó su trabajo al final de la pasada temporada. A partir de ahí, queríamos formar un bloque lo más sólido posible, con la gente que nos había respondido, tanto en el plano deportivo, como en el plano individual. Renovamos pronto a prácticamente la mitad de la plantilla e hicimos varios fichajes de nivel, cuyos perfiles teníamos muy claros. Todo esto ha sido muy importante para tener un margen con el que planificar la temporada y que los jugadores elegidos se adaptasen a lo que Jorge nos pide.

El director deportivo azulón destaca al colectivo por encima de las individualidades del equipo y defiende que cada perfil de jugador va a aportar diferentes cualidades al grupo. Además, todos los jugadores, salvo Kris Joseph, cuentan con experiencia en la liga española, siendo este un aspecto aún más reseñable en el caso de perfiles veteranos como Úriz o Galarreta: “Creo que en el equipo no va a destacar únicamente un jugador. Lo mejor de nuestro grupo es que se ha formado un bloque en el que cada uno, dentro de sus características, va a ser capaz de rendir al nivel que necesitamos. Esto puede ser una garantía ante la elevada exigencia que vamos a afrontar desde el primer partido”.

También destaca la importancia de las próximas semanas en la preparación del equipo para la vuelta a la competición. Tras muchos meses sin competir, es importante que los jugadores recuperen rápido las sensaciones y que se adapten a las estrategias del preparador: “Jorge es un entrenador que trabaja mucho tácticamente. Entrenar es muy importante para mecanizar, entender y ejecutar, pero en los partidos es donde la plantilla hace suyos los sistemas y estilos de juego. Es un equipo nuevo y lleva mucho tiempo sin competir, por eso hemos preparado muchos amistosos con los que ganar carga táctica de cara al inicio de liga”.

Continuando con la filosofía e identidad del club, este año se ha hecho una nueva apuesta por la cantera en esta pretemporada. Varios jugadores muy jóvenes de las categorías inferiores estarán en dinámica con el primer equipo. Naveira reconoce la dificultad de llegar al profesionalismo y de competir a un alto nivel, pero recuerda que el club no renuncia en su apuesta por dar esa opción a estos jóvenes: “Cuando en su momento dimos un paso atrás para dejar el baloncesto profesional y dedicarnos en los tribunales a intentar derribar el muro de la ACB, continuamos con el trabajo de cantera. Llevamos más de 25 años con una estructura de muchos equipos y niños haciendo baloncesto. Si alguno, no solo llama a la puerta, sino que la derriba y se merece jugar, nos hará muy felices”.

El trabajo del equipo ha sido aún más complicado durante los meses de la pandemia por la incertidumbre que generó esta situación en toda la sociedad. Hubo que esperar para conocer la decisión definitiva sobre la resolución de la liga y hubo muchas incógnitas de cara a la siguiente temporada, algunas de ellas aún sin resolver. Sin embargo, desde la directiva se transmitió seguridad en todo momento debido a su experiencia y conocimiento del deporte: “La incertidumbre te ata a la hora de tomar decisiones, dar pasos hacia adelante y adquirir compromisos con los jugadores que quieres fichar. Si tú tienes claras estas cosas puedes construir de forma más tranquila y en un tiempo más corto”.

Desde el club esperan que en las próximas semanas se resuelvan las dudas existentes en torno a los protocolos de actuación que se seguirán en la nueva campaña: “Algunas incógnitas no dependen del Gobierno o de la Federación, sino de la evolución de la enfermedad y de cómo somos capaces de convivir con ella. De ello van a depender situaciones como la asistencia de público a los estadios. Poco a poco todo avanza y el 16 de octubre podremos disfrutar del comienzo de la competición”

En relación a la asistencia de público al Polideportivo El Plantío, el club trabaja con la hipótesis de disponer de un mínimo del 50% del aforo, por lo que los abonados podrían acudir a los partidos de la temporada. En el caso de que se cancelase la Liga, se devolvería el dinero o se haría alguna campaña para que ese importe sirviera para futuros abonos o productos del club: “El dinero siempre se va a poder recuperar de forma proporcional a los partidos a los que los abonados no hayan podido acudir”.