sábado, diciembre 2, 2023
LEB Plata

¡Clasificados para la Copa!

El Tizona Universidad de Burgos doblega al Teknei Bizkaia Zornotza por 81 a 72 en un igualadísimo partido y se convierte en el primer equipo clasificado para disputar la Copa LEB Plata. Los pupilos de Diego Ocampo se vieron sorprendidos en el arranque por el conjunto vizcaíno que consiguió una ventaja que supo mantener hasta la recta final del segundo cuarto.

El partido comenzó con un Tizona falto de intensidad ante un rival que saltó al a pista del Plantío con la única intención de sumar un triunfo, necesario para seguir luchando por los puestos altos de la clasificación.

El choque de tendencias favorecía a los chicos dirigidos por Mikel Garita que conseguían una ventaja de cinco puntos (2-7). El rebote fue clave para un Zornotza que encontró un filón bajo el aro y que se apoderaba de todos los balones divididos.

Pese a la falta de acierto y la fragilidad defensiva, las incesantes instrucciones del técnico burgalesista salvaban a los azulones que comenzaron a recuperar terreno con el paso de los minutos, llegando al final del primer cuarto con igualdad en el marcador (19-21).

En dinámica ascendiente, la inercia hizo que las tablas volviesen al partido a falta de 5:26 para llegar al descanso, con marcador capicúa de 31 a 31, siendo el punto de inflexión que necesitaba el Tizona para llevarse el partido a su terreno.

Ivankovic erraba dos tiros libres que Abdou Thiam acertaría en la réplica para colocar por primera vez en el partido por delante en el marcador al Tizona con poco más de cuatro minutos por delante.

La precipitación dejaba un paupérrimo porcentaje de acierto en tiro exterior, obligando a Diego Ocampo a parar el partido tras empatar de nuevo el partido el Zornotza (33-33) para evitar males mayores.

La vuelta de Cremo a pista daba un plus al ataque burgalés que con Cuevas y Diene conseguían la primera renta máxima para los locales (37-33), una ventaja mínima pero doblemente moral, una renta que el Tizona sabría administrar hasta el final pese a los múltiples intentos del rival.

Al descanso, un triple de Ayoze Alonso asestaba un duro golpe a Zornotza casi sobre la bocina para ampliar la diferencia a los seis puntos, reflejando el marcador un cómodo 44-38 para disputar la segunda parte del partido.

Lo difícil ya se había conseguido, remontar el partido a un rival rocoso y rápido, debiendo saber administrar el triunfo momentáneo con buenas cartas.

Los nervios se dejaban ver tras el paso por vestuarios. Garmine perdía el balón en el primer ataque y el Zornotza erraba su primer ataque, consiguiendo Papi Diene ampliar la renta hasta los ocho puntos (46-38).

Pese al duro golpe recibido en los últimos segundos del segundo cuarto, los vizcaínos supieron rehacerse y con una fuerte defensa y superioridad reboteadora, el marcador volvía a equilibrarse a los tres minutos de la reanudación (48-47).

Cremo llegaba al rescate con un gran triple, recuperando los seis puntos de renta al ecuador del cuarto con un triple de Papi Diene desde la bombilla que hacía el (56-50). Pero nuevamente, cada error era aprovechado por el Zornotza para recordar que no iba a renunciar al partido y que la victoria, cayese del lado del cayese, iba a ser sumamente trabajada, llegando al último minuto del cuarto con un igualado 59 a 58.

Con 61-58 se llegaba a un último cuarto que se presentaba no apto para cardiacos. La igualdad mantenía en vilo a un pabellón que se volcó con los suyos para convertirse en un sexto jugador que sería clave a la postre.

Bortolussi y Cremo tomaron las riendas y comandaron al equipo con cinco puntos consecutivos del argentino que devolvía los seis puntos de renta a un Tizona cada vez más seguro de sus posibilidades.

Los visitantes comenzaban a acusar el desgaste físico realizado en sus principales efectivos, pero la precipitación por romper el partido dejó dos minutos de juego sin que el marcador sufriese variación.

Los minutos pasaban y eso favorecía a un Tizona que buscaba jugar con el cronómetro y buscar el momento para romper el partido. Sería Dídac Cuevas quien volviese a aparecer una vez más en el momento clave para reaparecer con su tiro exterior para colocar el 73-65 con menos de cinco minutos para el final.

El partido cogió un ritmo endiablado y de nuevo Cuevas, un minuto después, anotaba un triple imposible sobre la bocina que indicaba el final de la posesión para asestar el golpe definitivo a un Zornotza que se había vaciado en la pista (79-70) a cuatro minutos para el final.

Con el partido visto para sentencia y el rival muy tocado, los de Ocampo fortalecieron su defensa para dejar correr el cronómetro para finalizar el encuentro con un cómodo 81 a 72 que no refleja fielmente la igualdad vivida en el partido.

Un triunfo que clasifica a los burgaleses para disputar la Copa LEB Plata a falta de conocer su rival y que recupera el terreno perdido ante el segundo clasificado tras la inesperada derrota del Algeciras en Salamanca.

Acaba el año, pero la liga continúa, teniendo una última cita el próximo miércoles en Ponferrada ante el Clínica Ponferrada SDP que llega a la cita tras superar al Canoe en un partido igualado.

DATOS DEL PARTIDO:

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: Dídac Cuevas (13), Joe Cremo (19), Rodrigo Seoane (5), Ale Bortolussi (16) y Garmine Kande (-). También jugaron: Peter Stümer (-), Papi Diene (7), David Gómez (-), Totte Alonso (2), Abdou Thiam (10) y Ayoze Alonso (9). Entrenador: Diego Ocampo.

TEKNEI BIZKAIA ZORNOTZA: Alberto Cabrera (10), Charles Minlend Jr (14), Oier Ardanza (12), Borja Mendía (10) y Bertrand Awana (6). Entrenador: Kessly Felizor (1), Mark Ivankovic (5), Nikolas Cebrian (2), Iker Salazar (8) y Moha Niang (4). Entrenador: Mikel Garitaonandia.

Parciales: 19-21 / 25-17 (44-38) / 17-20 (61-58) / 20-14 (81-72)