martes, abril 16, 2024
LEB Oro

Javier Salinas: “He crecido de la mano del club desde alevines y estar aquí es un premio al trabajo de estos años”

El joven base burgalés afronta con ilusión su sexta temporada con el primer equipo del UBU Tizona en la que podría debutar en LEB Oro

El regreso a LEB Oro del UBU Tizona supone un nuevo reto para toda la plantilla azulona, pero tiene un carácter aún más especial para Javier Salinas. El joven canterano de 21 años ha desarrollado toda su etapa como jugador del club desde su entrada en alevines hace ya diez temporadas. Pese a su corta edad, pronto entró en dinámica del primer equipo, en el cual participó en entrenamientos y partidos en todas las categorías. Con él ha vivido los ascensos a Liga EBA, a LEB Plata y, finalmente, a LEB Oro.

En los últimos días, el base burgalés ha realizado los primeros entrenamientos individuales en El Plantío, al igual que otros tres canteranos más jóvenes que él, quienes van a realizar también la pretemporada con el primer equipo: “He vuelto con bastantes ganas, ya que no habíamos entrenado desde marzo en la cancha. Durante el confinamiento hicimos otro tipo de ejercicios de forma personal dirigidos por el preparador físico, pero echábamos de menos estar de nuevo sobre la pista”.

De cara a esta nueva temporada, la sexta en la que estará presente con el primer equipo, se muestra ilusionado y deseoso de que todo empiece: “Ha habido cambios en el cuerpo técnico y hay gente muy profesional trabajando con nosotros. La LEB Oro supone un gran salto y debo trabajar duro para estar al nivel de la competición. Espero aprender y poder adaptarme lo más rápido posible a la categoría. Quiero ayudar al equipo en todo lo que pueda, tanto entrenando como disputando los minutos que considere oportunos el entrenador”.

Salinas cree que se ha conformado una gran plantilla, haciendo buenos fichajes y manteniendo el núcleo de jugadores del año pasado. Del mismo modo, considera que el equipo debe tener los pues en el suelo, ya que el ascenso a una nueva categoría supone un mayor nivel de exigencia. Dentro del equipo, toma como referencia personal a Ayoze Alonso, jugador que ocupa su misma posición: “Me fijo mucho en él, ya que es un gran jugador y una gran persona. Es el espejo en el que me miro de cara a lo que quiero ser en un futuro. Por otro lado, está Galarreta. Es muy veterano y experimentado. Ha jugado muchos años en LEB Oro y nadie conoce la categoría mejor que él”.

Javier comenzó su etapa en el UBU Tizona en la categoría de alevines y poco a poco dio todos los pasos a través de la cantera azulona. Con apenas 16 años debutó con el primer equipo en la Primera División Nacional y formó parte de este en los sucesivos ascensos de categoría: “Desde pequeño uno sueña con llegar al primer equipo y poder ayudar en lo que sea. Ha sido algo muy bonito y he visto recompensadas muchas horas de trabajo. He pasado por todas las categorías de cantera y, ahora, las del baloncesto nacional. Tú mismo ves cómo vas madurando como jugador y ayuda el ir subiendo de nivel. Me vino muy bien jugar tan pronto en liga nacional, ya que no era lo mismo estar en ligas autonómicas que empezar a foguearte con gente senior y experimentada. Todo lo que venga a partir de ahora es un regalo y un premio al trabajo de estos años.

El joven base burgalés considera que el CB Tizona le ha formado como jugador y como persona. Es por ello que está muy agradecido de haber crecido de la mano del club. Igualmente, mantiene buenos recuerdos de sus diferentes etapas en el equipo: “A nivel de cantera me quedo con la temporada en que éramos cadetes de segundo año. Nos entrenaba José Manuel Naveira, actual director deportivo del club, y fuimos al campeonato de España. Era algo que llevábamos peleando bastante tiempo y nos habíamos quedado muy cerca. En cuanto al primer equipo, me quedo con el ascenso de Liga EBA a LEB Plata conseguido en Algeciras. Había un grupo muy unido y con muy buen ambiente interno”.

Salinas se describe como un jugador cuya principal característica es la intensidad en la cancha, así como la velocidad, aspectos con los que tratará de contribuir al equipo: “Son dos de los aspectos que más he mejorado estos años. Soy un jugador rápido y explosivo, me dejo todo en cada momento que estoy en la cancha. También me gusta asistir bastante, así como el lanzamiento y la penetración”.

Durante estos meses, tratará de trasladar su experiencia reciente a los otros canteranos que harán la pretemporada con el primer equipo: “Nos conocemos todos en la cantera y he pasado por algo similar a ellos. Intentaré decirles todo lo que les pueda ser de ayuda, tanto para ahora, como para su futuro”. Igualmente, lanza un mensaje al resto de jóvenes que conforman las categorías inferiores del club, recordando la importancia del esfuerzo diario para lograr sus objetivos: “Es más importante el trabajo que el talento. Nadie regala nada, pero el trabajo te permite mejorar tu nivel. Si hacen caso a sus entrenadores y no se dejan llevar, podrán lograr lo que se propongan”.

Del mismo modo, transmite un mensaje de optimismo a la afición azulona. Reconoce que el equipo vivió el ascenso de una forma extraña y lamenta no haber podido celebrarlo con los seguidores. Es por ello que está deseando volver a ver a todos los abonados del club en las gradas de El Plantío: “Queremos disfrutar junto a ellos de este premio que supone volver a LEB Oro”.