«La unión del vestuario y su compromiso fueron fundamentales»

«La unión del vestuario y su compromiso fueron fundamentales»

Tan solo unos días después del anuncio del ascenso del primer equipo a LEB Oro, charlamos con nuestro presidente, Miguel Ángel Benavente, de sus primeras sensaciones tras el logro conseguido y sobre el futuro del club.

Después de cinco temporadas, el Tizona ha vuelto a la LEB Oro, categoría perdida para luchar por los derechos de los ascensos conseguidos en la pista. ¿Recuerda cómo fue esa decisión?

En la asamblea informativa de junio de 2015 después de una extensa explicación mis palabras fueron estas, si no hay ACB:

  • «Deciros que nuestro tren habrá llegado a su final de trayecto, nosotros no tenemos ya proyecto que ofrecer.
    Eso si, a nuestros niños y jóvenes no les podemos abandonar, seguiremos con los equipos de formación».

  • «Cantera y escuela continuara, nuestro mensaje “el Deporte Forma y Educa” no puede desaparecer, es una petición casi unánime de los padres que tienen hijos en edades de formación practicando baloncesto.
    Esa seguía siendo nuestra misión, y en paralelo dedicar nuestro esfuerzo y trabajo a dignificar el baloncesto en España, nos resistíamos a aceptar y permitir, que fuera el único deporte donde no se valorase y se recompensase el esfuerzo deportivo. El deporte es noble se juega de igual a igual, y se compite para llegar a lo más alto posible. Y esto en el baloncesto no pasaba. Nosotros lo sufrimos tres años consecutivos y nos dijimos esto no le puede volver a ocurrir a nadie más».

No ha sido el ascenso soñado pero,
¿ha devuelto el baloncesto al Tizona parte de lo que le arrebató?

Al Autocid lo que se le ha
arrebatado en tres ocasiones seguidas es poder disfrutar y  competir en la máxima categoría del Baloncesto
Español, y eso de momento no se nos ha devuelto. En cuanto al ascenso a LEB Oro
pues es un ascenso que se ha conseguido deportivamente y por méritos propios
las ligas regulares siempre en su clasificación hacen justicia, lo único que ha
faltado en ese sueño que todos tenemos cuando se empieza una nueva temporada es
su celebración y poderlo compartir con nuestros aficionados.

Han sido cinco temporadas difíciles,
labrando de nuevo el camino para volver a la categoría de plata del baloncesto
español. ¿Cómo describe el regreso del Tizona?

Yo no diría que hayan sido
difíciles al revés han sido muy gratificantes.

Como he dicho anteriormente
se decidió seguir con nuestros equipos de formación y el senior donde competían
los jóvenes que pasaban de juveniles a senior no olvidemos que son chavales con
18 años recién cumplidos. Nuestra filosofía de educar a través del deporte
siempre ha entendido que es necesario que estos jóvenes siguieran practicando
los hábitos de vida sana, compañerismo y amistad, siguiendo practicando el
deporte que más les gusta. Ese grupo de jóvenes estaban en nuestro equipo de
Primera Nacional. Y ahí es donde empezamos a competir con chicos de Burgos y
que muchos de ellos llevaban con nosotros desde los 6 años. Y con nuestra
filosofía de se compite donde por méritos deportivos te corresponda. Y en ese
2015 esa era la  categoría que nos
correspondía, de acuerdo a la decisión tomada. Luego en 5 años desde el 2015 al
2020 hemos conseguidos tres ascensos de Primera Nacional a LEB ORO.

Y en los últimos 8 años deportivamente
6 ascensos, es para estar orgullosos y además significarlo.

Esta temporada era el debut del
equipo en la LEB Plata, con un equipo modesto pero con garantías para no pasar
apuros y que dio la sorpresa en la fase regular. Por ello, la directiva apostó
con todo en busca del ascenso. ¿Qué destacaría de esta temporada?

Modesto en presupuesto pero enorme en calidad humana y compromiso. Teníamos claro que esta temporada la base del equipo debería continuar, como premio  por el ascenso. Salir de EBA a LEB Plata es muy complicado, igual pareció fácil porque hicimos una fase de ascenso en Algeciras impecable. Y como digo partiendo de esa base se reforzó para hacer una temporada competitiva. La primera fase fue impecable, eso nos hizo reflexionar y hablamos con todos los componentes del equipo y se les dijo tenemos una ocasión muy favorable para intentar dar el salto a Oro, asumís el reto, si tenemos vuestro compromiso haremos algunos cambios para reforzar el equipo, y vamos a por ello. Y mira si fuimos. La unión del vestuario y su compromiso fueron fundamentales.

La pandemia que estamos viviendo por el COVID-19 ha obligado a poner punto y final la temporada sin poder concluir el curso programado. Tampoco ha sido posible la realización de un play off exprés que pudiese garantizar las medidas mínimas de salud. ¿Cómo se plantea la próxima temporada en este aspecto?

Las medidas que se han tomado son las razonables y
deportivamente más justas. No olvidemos que se llevaba casi un 75% de la
competición jugado.

Cara a la próxima temporada, en estos momentos es todo
una incógnita, los plazos de inscripción, la confección del calendario, etc. No
se parecerá en nada o en casi nada  a lo
habitual. Así que habrá que ir trabajando pero sin una fecha de inicio.

Respecto a lo económico, ¿cómo ha
abordado el club la paralización de la liga y la incertidumbre de su posible
retorno durante estos meses de confinamiento?

Económicamente está claro que todo esto ha producido un quebranto, pero lo que realmente nos ha preocupado ha sido que nuestros jugadores que en su gran mayoría han permanecido en Burgos se encontrarán bien, tanto en su Salud, como en su estado físico y psicológico. Afortunadamente todos se han mantenido francamente bien.

Una vez consumado el ascenso, ¿se
encuentra trabajando el club en la nueva plantilla?

Por supuesto, esto es un suma y sigue. aunque no se
sepa ni cuándo se empezará ni de qué forma, nosotros estamos trabajando en la
confección de la plantilla para ese nuevo reto. En el que contaremos con varios
jugadores de esta temporada. Es una gran ilusión y reto para ellos haber venido
a un proyecto hace un par de años  para
jugar en EBA y verse compitiendo en LEB Oro. Es muy ilusionante para ellos y
para nosotros muy gratificante.

Jorge Elorduy llegó para dirigir al
equipo poco antes de acabar la temporada regular en busca de ascenso. ¿Será el
técnico la próxima temporada?

Jorge vino para reforzar y
profesionalizar el proyecto ante la oportunidad real que teníamos de poder
ascender, y por lo tanto si conseguíamos ese objetivo el sería el entrenador en
LEB Oro. Así que conseguido el objetivo el será el entrenador.

En la memoria seguimos recordando las
tardes de viernes teñidas de azul. ¿Volverá el Tizona a disputar sus partidos
en LEB Oro los viernes?

Por fin es viernes fue uno de
los lemas de nuestra campaña para acostumbrar a nuestra afición a ver los
partidos del Autocid los viernes, cosa que aquella época se hacía raro. Hoy en
cambio se hecha de menos no jugar un viernes en el Plantío. El viernes será de
nuevo cuando el Plantío se llene nuevamente para ver jugar a su equipo de toda
su vida el AUTOCID.

Pese a pasar ya ocho temporadas,
seguimos teniendo los ascensos a ACB en la memoria. ¿Se está trabajando en un
proyecto a medio-largo plazo para volver a vivirlo?

Ocho de la primera y cinco de la última, en estos últimos 5 años aparte de conseguir deportivamente todo lo que hemos explicado en la entrevista, tuvimos el tiempo y la valentía de acometer y seguir en solitario. Y digo seguir porque en Diciembre del 2014, el Club ya había presentado en la CNMC un escrito de denuncia contra la ACB por supuestas conductas prohibidas. Y recalcó  en solitario porque a pesar de que se invitó al resto de clubes para que apoyaran y se unieran a la causa, dieron la callada por respuesta tal vez pensando que era una “lucha” tan desigual como imposible , una especie de “batalla” perdida de antemano .

El Club no cejó en su empeño: muchas horas de trabajo, múltiples reuniones, miles de folios… para al final conseguir que en Octubre de 2015 la CNMC decida incoar expediente sancionador contra la ACB por conductas prohibidas.

La resolución final dando la razón al CB Tizona no llega hasta el 11 Abril 2017. En dicha resolución la CNMC “declara acreditada la existencia de una conducta prohibida de acuerdo con sendos artículos de Defensa de la Competencia , consistente en adoptar acuerdos que imponen una condiciones económicas – administrativas desproporcionadas, inequitativas y discriminatorias respecto a los clubes de baloncesto que adquieren el derecho a ascender de la LEB ORO a la ACB por méritos deportivos y que no han sido previamente miembros de la ACB”. Pero la sanción, por si quedaba algún margen de duda, fue mucho más allá. Además de declarar responsable de la misma a la ACB, la impuso una sanción de 400.000€ intimándola para que en el futuro se abstuviera de realizar conductas semejantes a la tipificada en la resolución dejando bien claro que ante la misma “no cabe recurso alguno en vía administrativa y por lo tanto pudiendo sólo interponer recurso en la Audiencia Nacional “.

Habría que remover muchos archivos y rebuscar en las hemerotecas para saber si existe en España algún precedente de semejante calado, en el que un club “modesto” haya sido capaz de remover de esa forma los cimientos de una asociación tan poderosa como la ACB provocando a su vez semejante beneficio para muchos equipos que veían como un imposible el poder participar en la máxima categoría del baloncesto español a pesar de habérselo ganado en la pista.

Se nos privó de poder dar a
nuestra afición la recompensa por su lealtad, respaldo y apoyo continuo de ser
una afición de ACB. Y al club de competir en ACB categoria ganada
deportivamente. Bueno pues sin jugar en la ACB, cuando se nos notificó la
resolución de la CNMC,  el sentimiento
que nos produjo a los amigos que conformamos la directiva del Tizona, fue como
si hubiéramos ganado la Euroliga.

Competiremos donde lo merezcamos
deportivamente. Y espero que algún día el Tizona pueda ser el que se beneficie
de su logro. El Baloncesto Español tiene una deuda con este club, y estoy
seguro que algún día espero más pronto que tarde esa deuda quede saldada.