martes, abril 16, 2024
LEB Plata

Festival de baloncesto para despedir la temporada regular

El Tizona Universidad de suma su vigesimocuarto triunfo de la temporada para despedir la liga regular por todo lo alto en un gran partido de baloncesto ante el Clínica Ponferrada, Ambos conjuntos brindaron un espectáculo para recordar en un partido que acabó con 24 triples certeros y 8 mates para el deleite del público congregado en El Plantío. Los de Diego Ocampo recuperaron su identidad y su intensidad para superar a un rival que luchó hasta el final.

El partido comenzó con una muestra de intenciones de los dos equipos y es que Joe Cremo inauguraba el marcador desde el triple y Jorge Martínez hacía lo propio para mantener la igualdad.

Con una defensa fuerte en todo el campo de ambos conjuntos, el desgaste era patente desde el primer momento y el acierto en las rotaciones podía suponer un desequilibrio que llegaría en el ecuador del cuarto con la internada de Abdou Thiam para frenar a un gran Omar Lo y con un triple de Totte Alonso que obligaba a parar el partido al técnico visitante (22-14).

La velocidad de los jugadores bercianos en la pintura, penalizaban a un Tizona que forzaba una y otra vez canasta con tiro adicional por falta, lo que aprovechó el Clínica Ponferrada para mantener la renta (29-22).

En el segundo acto las fuerzas se igualaron. La entrada en pista de Joel Thsilumbu dio mayor presencia a los visitantes bajo el aro que no perdonaban ningún error de la escuadra de Diego Ocampo.

Wilson adquirió el protagonismo para los visitantes que, con dos triples consecutivos daba la vuelta al marcador a falta de 7:07 para llegar al descanso (32-33), manteniendo la calma Totte Alonso en la réplica para anotar también desde el exterior antes de parar el partido Ocampo en busca de un nuevo revulsivo (35-33).

El gran acierto exterior por parte de los dos equipos dejaba un gran espectáculo para el espectador que se unía a dos equipos que se sentían cómodos en pista y con el baloncesto.

Papi Diene y Joe Cremo cogieron el relevo anotador para finalizar la jugada dictada por la pizarra de Ocampo para devolver la tranquilidad al cuadro local y obligando en esta ocasión a David Barrio a parar el partido para evitar que el Tizona volviera a romper el partido (44-38).

La entrada de Mockus en el quinteto berciano fue clave en el tramo final del cuarto que junto a las canastas de Álex Jordá y Ryan Lobreau igualaban la contienda al descanso (48-48).

El paso por vestuarios supuso un antes y un después en el equipo burgalés. Las palabras del técnico burgalesista cuajaron en la plantilla que saltaron a la pista con la única intención de resolver el partido por la vía rápida.

El joven David Gómez se puso el mono de trabajo y con un buen triple y una recuperación para anotar los dos tiros libres comenzaban un parcial para los locales de 11-0 que acababa con dos puntos más del sevillano, el Alley oop de Abdou Thiam y la canasta de Rodrigo Seoane que ponía el 61-51 en tan solo tres minutos de juego.

Por segunda vez, el Tizona Universidad de Burgos llegaba a la barrera psicológica de los diez puntos ante un rival incansable que no se iba a rendir. Un triple de Jorge Martínez y la canasta posterior de Omar Lo reducían la renta a la mitad en un abrir y cerrar de ojos, pero de nuevo aparecía Seoane desde el exterior para mantener la tranquilidad en el pabellón que baña el Arlanzón.

El triple se convirtió en la solución inmediata para un Tizona que encontró el camino del triunfo. Dos triples de Stümer y una canasta en suspensión colocaban una nueva ventaja máxima para un Tizona que, esta vez no iba a dejar escapar el partido (72-61) con tan solo 2:20 en el reloj para finalizar el cuarto.

La igualdad se mantuvo en pista para llegar al último cuarto con un cómodo 80-70 para los azulones.

Diego Ocampo buscaba hacer desaparecer fantasmas de partidos anteriores y hacer valer su “triki traka” hasta el último momento, ya que las pruebas habían llegado a su fin y la final por el ascenso comienza en tan solo una semana.

La intensidad que caracterizó a los burgaleses durante toda la temporada volvió ante el Clínica Ponferrada que, pese a sus múltiples intentos, no pudo llegar a luchar por el partido ante el líder.

Las rotaciones y la confianza en los doce jugadores del equipo volvieron a ser clave para romper el partido y es que, de nuevo, David Gómez se convirtió en protagonista y con un Abdou Thiam impecable bajo el aro hicieron que el partido no corriera riesgo en el último cuarto.

Con el partido controlado y el alto acierto anotador, llevaron el marcador hasta los cien puntos al final del partido que llegó desde el tiro libre con el lanzamiento de Thiam, maquillando el marcador con más de un minuto para el final del partido.

La fuerte presión de los dos equipos hizo que ya no hubiera más canastas para sellar el resultado final de 100 a 87 para finalizar la temporada regular y pensar los play off de ascenso a la Liga LEB Oro.

Llegó el momento de la verdad y será el próximo domingo cuando el conjunto burgalés visite al CB Prat a partir de las 18:00 horas, siendo el partido decisivo el próximo domingo 23 de abril a las 12:00 horas en El Plantío.

DATOS DEL PARTIDO:

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: Dídac Cuevas (6), Joe Cremo (15), Rodrigo Seoane (10), David Gómez (11) y Garmine Kande (4). También jugaron: Peter Stümer (11), Papi Diene (9), Ale Bortolussi (4), Sergio Val (-), Totte Alonso (9), Abdou Thiam (13) y Ayoze Alonso (8). Entrenador: Diego Ocampo.

CLÍNICA PONFERRADA SDP: Jorge Martínez (10), Juan Hierrezuelo (-), Álex Jordá (16), Guille Bastante (7) y Omar Lo (15). También jugaron: Matthew Wilson (11), Martín Fernández (6), Mintautas Mockus (3), Ryan Lobreau (11), Jaime Llamas (-) y Joel Tshilumbu (8). Entrenador: David Barrio.

Árbitros: Pellitero González y Seijo Vázquez.

Parciales: 29-22 / 19-26 (48-48) / 32-22 (80-70) / 20-17 (100-87)