martes, abril 23, 2024
LEB Oro

Derbi de máxima importancia para el Tizona Universidad de Burgos

Los de Lluís Riera encaran la recta final de la primera fase recibiendo en El Plantío al Destino Palencia, a quien vencieron en el partido de ida

Tan solo restan cuatro jornadas para finalizar la primera fase del campeonato en LEB Oro y el Tizona Universidad de Burgos apura sus opciones de adentrarse en el grupo cabecero del torneo. Cada partido resultará decisivo para determinar los objetivos por los que deberá luchar el equipo a partir del mes de marzo en función de su clasificación al término de esta fase inicial. En esta ocasión afronta un derbi de máxima exigencia ante un difícil Destino Palencia con la esperanza de lograr un triunfo que le permita ascender en la clasificación. Los azulones acuden al compromiso tras el precedente del partido de la primera vuelta, en el que lograron su primera victoria en la categoría. En esta ocasión el duelo se disputará en El Plantío, aún sin público en las gradas debido a las medidas sanitarias en vigor, el próximo viernes 5 a las 19.00 horas.

Los pupilos de Lluís Riera llegan a este encuentro tras sufrir un tropiezo en su último desplazamiento hasta tierras gallegas, donde cayeron derrotados por 89-70 ante el Ibereólica Renovables Ourense. Sin embargo, su partido más reciente en su feudo se saldó con victoria ante el Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Los burgaleses tratarán de volver a la senda de la victoria y recuperar las buenas sensaciones mostradas desde la llegada del técnico catalán al banquillo. “Tras los últimos quince minutos del partido ante Ourense nos quedamos con una sensación dolida, porque no dimos la imagen y el juego que esperábamos. El partido, cuando perdíamos por cuatro puntos, lo competimos bien, pero en los minutos posteriores nos vinimos abajo. El equipo está dolido por no haber gestionado ese parcial en contra, pero no queda otra que pensar en Palencia, algo que hicimos desde el primer día de la semana, ya que el trabajo es lo más importante para ello”, explica Riera.

Con el objetivo de lograr esa mejoría el club azulón ha movido ficha en el mercado y se ha hecho con los servicios del ala-pívot estadounidense Mike Hall, cuya etapa más reciente ha transcurrido en la Serie A2 italiana. Tiene lo que nos falta a nosotros. Nos va a ayudar mucho a dar un salto de calidad en el rebote, tanto defensivo, como defensivo. También cuenta con mucho oficio y experiencia para saber jugar en momentos complicados. Además puede anotar y defender bien”, detalla el preparador azulón.

El norteamericano llegará hoy jueves a Burgos, tras someterse en su país a las pertinentes pruebas de detección del Covid-19 necesarias para poder viajar hasta España. En el apartado de lesiones, será duda para el partido el capitán Ayoze Alonso, quien ha sufrido una pequeña fractura de escafoides. Su participación en el choque dependerá de la evolución de dicha patología en las próximas horas, así como del tratamiento, más o menos conservador, elegido desde el club para su correcta recuperación.

Por su parte, el Destino Palencia llega a este partido como cuarto clasificado con siete victorias y una clara mejoría en los dos últimos meses. Antes del parón por la disputa de la Copa Princesa, los de Arturo Álvarez habían enlazado cuatro triunfos consecutivos. Sin embargo, en su compromiso de la pasada jornada cayeron derrotados en la prórroga ante el Liberbank Oviedo por 78-81. Palentinos y burgaleses ya se han visto las caras en dos ocasiones en apenas dos meses, con un resultado favorable a cada equipo. La primera ocasión se produjo en pretemporada, en la Copa Castilla y León, donde el equipo morado se impuso por 68-77 y se alzó con el trofeo. La réplica burgalesa llegaría un mes y medio después, ya en partido oficial, con una contundente victoria por 71-85 en el pabellón rival.

“Va a ser un partido muy duro, ante un equipo con mucha experiencia, que está defendiendo muy bien y que tiene talento en ataque. Nos va a forzar a llegar a nuestro cien por cien para poder sacarlo adelante. Es un encuentro muy importante, como todos los que vendrán, y, además, jugando en casa”, analiza Lluís Riera. El entrenador del Tizona explica también cuáles pueden ser las claves del encuentro: “El rebote es importante en cualquier partido, para nosotros más, y ahí hemos mostrado debilidades. Además, debemos dominar el ritmo del partido. Nos gusta jugar rápido, en llegada y al contrataque. Tenemos que ser agresivos en defensa y controlar lo mejor posible el marcaje de las individualidades en el uno contra uno”.

La plantilla morada cuenta con figuras de mucha entidad, tanto por su dilatada experiencia en ACB y LEB Oro, como por sus elevadas cifras anotadoras. En el puesto de base se encuentra el veterano Dani Rodríguez, quien cumple ya quince temporadas en la categoría y que sigue promediando buenos números al frente del Destino Palencia. Junto a él, comanda el juego del equipo el joven guipuzcoano Aitor Zubizarreta. En el apartado exterior se encuentra uno de sus principales referentes ofensivos, el argentino Nico Richotti. El escolta regresaba esta temporada a la categoría tras ocho campañas en ACB y está demostrando un gran nivel, como atestiguan sus 13 puntos y 12 créditos de valoración de media por partido. Los de Lluís Riera también deberán vigilar en el perímetro al norteamericano Preston Purifoy y al también argentino Luciano Massarelli.

En el juego interior, el Destino Palencia cuenta con el máximo anotador del grupo, y segundo de toda la categoría, con 194 puntos, casi 15 por partido. El serbio Sasa Borovnjak, llegado este año de la liga portuguesa, se alza como uno de los jugadores más destacados de la LEB Oro gracias a su poderío en el rebote y el bloqueo ofensivo. La pintura del equipo rival estará también defendida por otros tres jugadores de calidad, como son Sean Smith, uno de los máximos reboteadores del torneo, Eduard Gatell y Jabari Narcis. Adicionalmente, el pasado mes de diciembre llegó al equipo el austriaco Bryce Douvier, que conoce la categoría tras su paso por el Liberbank Oviedo en 2019. “Tienen nombres con talento, oficio y puntos en las manos. Esto les da solidez en lo que hacen. Es una plantilla muy bien construida y con buen juego, pero nuestro ritmo de partido debe ser clave para poder llevarnos la victoria. Nuestra intención es que el encuentro no nos domine, sino nosotros a él”, defiende Riera.

Declaraciones previas al partido del técnico Lluís Riera:

Lluís Riera dirige a sus jugadores durante un tiempo muerto. TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS