viernes, julio 12, 2024
LEB Plata

El Tizona ofrece el título y el ascenso a la ciudad

El Club Baloncesto Tizona Universidad de Burgos ha recibido este jueves en el Ayuntamiento de Burgos un homenaje tras conseguir el título de campeón de la Liga LEB Plata y conseguir el ascenso a la Liga LEB Oro en un evento dirigido por el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, donde toda la plantilla ha acudido acompañada por la directiva y representación de todos los grupos políticos.

En el acto, se puso en valor el gran trabajo del equipo durante toda la temporada y donde se recordó la “difícil decisión de comenzar desde cero”, comenzando a competir desde la Primera División Nacional, consiguiendo el ascenso a la Liga EBA para posteriormente ascender a la LEB Plata y a la LEB Oro de forma consecutiva, pese al descenso hace dos temporadas que ha obligado a recuperar de nuevo la categoría “que conoce muy bien”.

Durante el homenaje, el capitán del Tizona Alejandro Bortolussi reconoció que “es un privilegio y un orgullo representar a Burgos y al Tizona por toda España y llevar al club y devolverlo a donde se merece, otra vez al foco principal ganando títulos”.

Creo que es un club con mucha historia que lleva muchísimos años haciendo las cosas muy bien. Estos títulos, todos estos años, estas temporadas respaldan todo el trabajo”, añadía el argentino.

Por su parte, el vicepresidente del club Fernando Andrés, quiso valorar lo que “el deportista transmite a la actividad diaria de cada uno de nosotros. La competitividad, el esfuerzo, el sacrificio, etc.”.

Yo creo que son elementos fundamentales para la formación, no solo de nosotros como empresarios, sino también de todas las categorías inferiores, que para nosotros es una responsabilidad absoluta formar niños en los valores que lleva el deporte”, añadía.

Para Diego Ocampo, entrenador del equipo, “el hecho de estar aquí es muy importante para nosotros porque es un reconocimiento público al esfuerzo que han hecho estos jugadores, lo que se ve y lo que no se ve”.

La verdad es que como entrenador estoy muy agradecido y básicamente mi recuerdo es para dos partes, una es para la afición, que es por lo que estamos todos aquí y trabajamos todos aquí y nuestros esfuerzos es para que cuando ven un partido, están presenciando un entrenamiento, disfruten y disfruten no solo de canastas bonitas, sino del esfuerzo que es lo que necesitamos ver, tener buenos ejemplos. Y eso es muy positivo para la gente que empieza, porque también debemos ser buenos ejemplos. Y el deporte es un medio muy importante para esto”, explicaba.

Echando la vista atrás, el presidente del club, Miguel Ángel Benavente, recordaba que aquella difícil decisión tomada años atrás: “decidimos aparcar los entrenamientos y los entrenadores por coger los mejores gabinetes de abogados. Nosotros hicimos un trabajo para el baloncesto español y como fruto de eso, hoy en día, los equipos que deportivamente merecen ascender, ascienden a la ACB, cosa que antes de tomar nosotros esa decisión, no se producía por muchos requisitos económicos que una institución que el gobierno de España dijeron que eran inquisitorios. Son decisiones duras pero que el tiempo al final te quita o te da la razón y creo que tuvimos una decisión acertada en bien del baloncesto en general de España y el bien del baloncesto también de Burgos”, afirmaba.

Fernando Andrés se unía al discurso reconocía que “teníamos un compromiso con la ciudad, que nos ha apoyado durante muchos años”.

Nunca abandonamos el baloncesto, tomamos una decisión difícil de tomar, porque cuando uno deja un equipo de éxito, lo deja bajo responsabilidad y nuestro compromiso fue seguir manteniendo las categorías inferiores y demostrar que el Club Baloncesto Tizona es un club que merece respeto, es un club que siempre se ha distinguido por cumplir con sus obligaciones sociales y con todos nuestros jugadores. Hemos mantenido las cuentas al día, que también es difícil mantenerlas en una actividad como es el deporte y yo creo que ahora hemos tomado fuerza para que nuestra presencia en el deporte burgalés se sitúe donde siempre debió estar”, apuntaba.

Finalizando el homenaje, el alcalde Daniel de la Rosa, hacía hincapié en el apoyo de la institución al deporte. Explicaba que “Es lujo que es para este alcalde y para esta corporación en representación de prácticamente todos los grupos políticos que garantizan que el apoyo es unánime”.

Es un lujo ir recibiendo durante esos últimos años a tantos equipos, a tantos clubes con éxito deportivo de todo tipo, ascensos, campeonatos,… para convertir a Burgos en un referente deportivo de primer nivel”, apuntaba, pero reconocía que “esto tampoco es fruto de la casualidad, es gracias a una política municipal, que desde el gobierno y desde otros grupos también, hemos venido respaldando para intentar derivar recursos que ayuden a las entidades deportivas a mejorar, para que puedan fichar mejor, para que los desplazamientos les sean más baratos, para contribuir en sus gastos y para crear en el entorno de la ciudad unos referentes con los que sentirnos orgullosos, con los que emocionarnos, con los que recurrir para trasladar esa emoción de ser burgalés, es tan importante el deporte para muchas cosas en la vida, la calidad de vida que  proporciona su práctica, la afición, los valores que representa, pero también como referencia social”, añadía.

Para finalizar el acto, el primer edil entregaba una placa conmemorativa de la temporada al club por proclamarse campeón de LEB Plata y conseguir el ascenso a LEB Oro y un pin con el escudo municipal a todos los miembros de la plantilla como recuerdo del homenaje.