viernes, mayo 24, 2024
LEB Oro

El Tizona quiere mantener su racha positiva ante un complicado rival

Los burgaleses buscarán su tercera victoria consecutiva en la cancha del Bàsquet Girona que lidera el grupo por la permanencia en LEB Oro

Sin tiempo para celebraciones, pero con un extra de motivación tras las dos últimas victorias, el Tizona Universidad de Burgos afronta un desplazamiento de máxima exigencia en su lucha por mantener la categoría. Los azulones visitarán el Pabellón de Fontajau, feudo del Bàsquet Girona, equipo que lidera el grupo por la permanencia con seis triunfos y que llega a este encuentro tras descansar el pasado fin de semana. Los pupilos de Lluís Riera, cargados de moral tras su buen resultado logrando ante el ZTE Real Canoe, no quieren abandonar el camino iniciado en busca de su objetivo. Los burgaleses quieren demostrar que pueden competir ante cualquier equipo, comenzando por el partido que disputarán el próximo domingo 28 a las 18.00 horas en el feudo gerundense ante un aforo limitado de espectadores.

La victoria lograda hace apenas una semana ha reafirmado al Tizona la confianza en su juego, aunque los jugadores son conscientes de que sus próximos partidos no serán nada fáciles. En este último duelo, la aportación colectiva de todo el grupo fue trascendental, al igual que el apoyo del público presente en las gradas tras más de dos meses sin poder hacerlo. “Habrá que ver qué ocurre en los siguientes encuentros. Sí que es verdad que las sensaciones de los dos últimos partidos son positivas, no solo por ganar o perder, sino también por el tipo de juego que estamos mostrando. Además, también hemos dado un paso adelante en defensa y en el rebote, que es para nosotros importantísimo”, relata el entrenador del Tizona Universidad de Burgos.

Los nuevos fichajes continúan dando un gran nivel, algo que demostró el norteamericano Ryan Nicholas en el día de su debut. “Lo veo muy interesado en adaptarse lo más rápido posible. Es un chico listo, con quien es fácil entenderse y que nos ayuda en el rebote y la intensidad”, destaca Riera. De cara a este nuevo compromiso el técnico del Tizona mantiene la única duda de Iván Martínez, quien sufrió una torcedura en el tobillo durante la semana. “Los chicos están trabajando bien y estoy muy satisfecho. El equipo está muy concentrado en aquellos aspectos que queremos mejorar y preparar de cara al siguiente partido”.

En dicha pasada jornada, lograron el triunfo todos los equipos provenientes del Grupo A, pero el técnico catalán no cree que esta vaya a ser la tónica de todos los futuros encuentros: “Se notó que todos los de nuestro grupo jugábamos en casa y con público, algo a lo que no estás acostumbrado. Algunos fueron partidos igualados, como el de Ourense, que jugó una prórroga”.

Su primer rival lejos de El Plantío en esta nueva fase de la competición será el Bàsquet Girona, quien se encuentra al frente de la clasificación con seis victorias en ocho partidos. Este choque supondrá el debut del club catalán en la segunda ronda, ya que afrontó una jornada de descanso en la semana previa. El equipo dirigido por Carles Marco se quedó a las puertas de disputar la fase por el campeonato, pese a haber cerrado la primera fase con un amplio triunfo ante el Força Lleida que cortaba una mala racha a domicilio. Sin embargo, su fortaleza en este 2021 se ha acrecentado en su pabellón, donde han enlazado cuatro victorias consecutivas. “Todos los partidos van a ser difíciles, porque nos jugamos mucho. La presión que tenemos por ganar es notable, pero sí que es verdad que Girona es uno de los equipos que ha jugado mejor, especialmente en la segunda mitad de la primera fase”, analiza Riera.

El jugador más veterano de la plantilla rival es el ex azulón Albert Sabat, quien militó en las filas del Tizona entre 2013 y 2015, como parte del grupo que conquistó dos de los ascensos a ACB. Tras su marcha, disputó cuatro temporadas en ACB, en las filas del Joventut y el Obradoiro y, tras ello regresó al Bàsquet Girona, con quien logró ascender a LEB Oro la pasada campaña. El catalán comparte la zona exterior con varios jugadores jóvenes como son el argentino Pedro Barral y el islandés Kari Jonsson, llegados al club en la temporada actual. Sin embargo, quien promedia mejores números en la estructura gerundense es Pep Busquets. A sus 22 años sigue demostrando un gran nivel, anotando 11 puntos por encuentro.

En el puesto de tres, Gerard Sevillano se ha asentado en una categoría a la que regresaba cuatro años después de su paso por Lleida. El juego interior queda resguardado por la veteranía del letón Davis Rozitis o la juventud del senegalés Biram Faye. Ambos provienen del Guipuzkoa y están mostrando buenos números en cuanto a la anotación y el rebote. También llegaban en el mercado estival hombres como Olaf Schaftenaar o Ryan Logan, a quienes se sumaba Robert Cosialls, que renovaba un año más con el conjunto catalán. “Es un buen equipo y está bien trabajado. En defensa están bien colocados, con las ideas claras. En ataque tienen talento para meter desde fuera, pero también interiores que pueden generar para ellos mismos y para el resto. Tienen tiradores de tres, gente que juega bien el balón y el referente es Albert Sabat que conoce muy bien la categoría y lleva al equipo”, explica el técnico azulón.

Rueda de prensa previa de Lluís Riera:

Ayoze Alonso lanza a canasta a aro pasado ante la presión de varios rivales en un partido disputado en El Plantío. TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS