martes, febrero 27, 2024
LEB Oro

Tropiezo del Tizona Universidad de Burgos en su primer partido de la Copa Castilla y León

Los azulones no pudieron con un Palencia Baloncesto que se alzó como campeón del torneo y mañana se medirán al Real Valladolid

El Tizona Universidad de Burgos comenzó con derrota su participación en la Copa Castilla y León de LEB Oro. Los azulones no pudieron imponerse a un Palencia Baloncesto que, con este triunfo, se coronó como campeón del torneo. Los burgaleses mostraron una buena imagen en ataque en el comienzo del choque, pero su rival supo remontar y obtener una ventaja que poco a poco se hizo insalvable para los intereses del Tizona. En la recta final, la corrección defensiva de los palentinos y las bajas azulonas impidieron a los de Jorge Elorduy obtener la victoria. El encuentro contó, además, con la presencia de numerosos aficionados azulones en las gradas en el primer partido con público desde el mes de marzo.

Los azulones se enfrentaban a un Palencia Baloncesto que en el día previo había vencido por 84-78 al Real Valladolid y que hoy, pese al poco tiempo de recuperación del que disponían, buscaban una victoria que les otorgase el trofeo de campeón. El quinteto inicial de Jorge Elorduy presentó algunas rotaciones con respecto al de partidos previos, pensando en repartir minutos a toda la plantilla en ambos choques del fin de semana. El juego exterior volvió a ser protagonista desde el inicio, anotando Iván Martínez desde la línea de tres para recortar una primera ventaja en favor de los palentinos (7-10). Los azulones mejoraron poco a poco en defensa y lograron dar la vuelta al marcador con una canasta de Diop y un posterior triple de Galarreta que culminaba un parcial de 10-0.

La pizarra del técnico bilbaíno quedó reflejada inmediatamente después del primer tiempo muerto y el Tizona culminó una buena jugada colectiva con un mate de Rawson. El Destino Palencia daría la réplica y, tras una gran combinación entre sus hombre interiores, Sean Smith acortaba distancias. El equipo de Arturo Álvarez parecía haber dado con la tecla correcta y Massarelli ponía el empate en el electrónico con un triple en el último minuto del primer periodo.

Tras la breve pausa entre cuartos, Úriz tomó la responsabilidad de liderar a su equipo y logró anotar tras una buena acción ofensiva (24-22). Volvió a la pista un siempre intenso Mus Barro que añadiría un punto extra en la lucha por los rebotes ofensivos y la anotación desde la pintura. Las transiciones de ambos conjuntos seguían siendo rápidas, pero también comenzaron a errar sus lanzamientos, especialmente desde distancias lejanas, debido a la presión defensiva de su rival. El Palencia logró cortar esta mala racha con un triple del serbio Borovnjak que ponía a los suyos un punto arriba en el marcador (31-32).

En la parte final del segundo cuarto, el Palencia mostró su mejor imagen hasta el momento y, por medio de Edu Gatell y Purifoy, alcanzó una diferencia máxima de ocho puntos (33-41). De nuevo el veterano Úriz, quien acumulaba ya muchos minutos sobre la cancha volvía a anotar desde lejos para acercar al Tizona en el marcador, pero los palentinos respondieron logrando aumentar la brecha antes del descanso (36-45).

Tras el paso por vestuarios, volvieron a la cancha Ayoze y Galarreta, algo que notó el equipo en ataque. El veterano alero anotó pronto por partida doble con dos lanzamientos de tres. Mientras, el canario comenzó a sacar petróleo de sus internadas en la zona con las que forzaba las faltas de sus rivales (49-54). Pese a ellos, los palentinos no perdían su ventaja favorable gracias al acierto de Massarelli y Purifoy, que con dos triples consecutivos se colocaban trece puntos arriba en el marcador.

Al igual que en el cuarto anterior, Úriz tomó el mando de la anotación de un Tizona que continuaba rotando a sus jugadores y repartiendo minutos entre su plantilla. El equipo contaba, además, con varias bajas, incluidas las de Spencer Reaves y, la de última hora de Kris Joseph por enfermedad. Esta situación lastró el juego de los burgaleses en la parte final del choque.

El Tizona comenzó el último periodo con una complicada renta que remontar, pero Imobach y Diop continuaron anotando para mantener al equipo con opciones de victoria. El Palencia aumentó su concentración defensiva, extendiendo la duración de los ataques burgaleses y obligándoles a cometer errores (60-71). En la parte final, Mus Barro logró anotar nuevamente, pero los azulones no conseguían reducir la ventaja en contra que rondaba siempre los diez puntos.

El Tizona Universidad de Burgos no bajó los brazos y, de nuevo, Galarreta encestó desde el perímetro (66-75). Pese a sus esfuerzos, el Palencia se mostró muy serio en defensa y no perdió el acierto en el lanzamiento, lo cual le permitió lograr un triunfo que le coronó como campeón de la decimonovena edición de la Copa de Castilla y León de LEB Oro. Mañana domingo a las 18.00 horas se disputará el último partido del triangular de esta Copa Castilla y León de LEB Oro, en el que el Tizona Universidad de Burgos se medirá al Real Valladolid.

Ficha técnica:

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 68

DESTINO PALENCIA: 77

Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (7), Iván (3), Galarreta (14), Rawson (4) y Diop (3), -quinteto inicial-, Imobach (9), Úriz (15), Barro (13), Kody () y Salinas (-)

Destino Palencia: Massarelli (18), Zubizarreta (3), Smith (10), Purifoy (10) y Borovnjak (20), -quinteto inicial-, Richotti (6), Cámara (3), Gatell (4), Rodríguez (3) y Soler (-).

Árbitros: González Cuervo, Pinela García y Borrego Rodríguez.

Parciales: 20-20 / 36-45 / 55-67 / 68-77

Declaraciones de Jorge Elorduy, entrenador del Tizona Universidad de Burgos:

Declaraciones de Arturo Álvarez, entrenador del Destino Palencia:

Imágenes del partido cedida por cortesía del departamento de prensa del Destino Palencia: